Cumplir en Tiempo y Forma

La breve frase que encabeza el presente comentario es ampliamente utilizada en los medios jurídicos pero no ajena a nuestro quehacer cotidiano que exija disciplina y responsabilidad. Su brevedad y simpleza conlleva a pensar que no implica mayor problema su comprensión y acatamiento.

Para mayor comprensión y valuación del precepto,  desglosamos la frase en sus acepciones prácticas legales siguientes:

 

  • Cumplir: es el hecho de ejecutar satisfactoriamente una acción obligada por un deber o mandato. Según el caso, los que la normatividad respectiva imponga. Se trata de un acto de estricta disciplina, totalmente ligado a buenas costumbres y/o educación responsable. Igualmente se cumple, dejando de hacer lo que los mismos ordenamientos aplicables, prohíban o así lo determinen.. También, resulta indispensable e importante, identificar y definir quién y ante quién se ha de cumplí la obligatoriedad que las circunstancias y los mandatos señalen.
  • en Tiempo: periodo calendarizado dentro del cual debe llevarse a cabo la obligación a ejecutar o compromiso a cumplir. Existen plazos perentorios, indefinidos, que por el solo transcurso del tiempo se pierde un derecho, extemporaneidad. Por el contrario, los hay tajantes y definitivos que no admiten prorroga y de vencimiento especifico según el caso. Atención especial requieren aquellos, tan preciso que incluyen una hora determinada dentro de una fecha preestablecida. Igualmente importante, es considerar, en los plazos definidos por períodos de días transcurridos, los días festivos y otros que señale el calendario oficial aplicable. Indispensable conocer el domicilio, lugar y horarios de atención al público de las oficinas Oficialía de Partes o Archivo donde se deba cumplir lo procedente.
  • y Forma: capital importancia reviste este concepto. No basta seguir los preceptos administrativos y lo señalado en los párrafos anteriores. Además, se debe aplicar, metódicamente, el o los procedimientos que dentro de cada uno de los actos sucesivos que las características del propio proceso demande y cómo deberá cumplirse. También incorporar los medio de comunicación digitales o el uso de un modelo o patrón físico (formato datos, cantidad de copias, anexos). Asimismo, identificar y definir, quién y/o ante quién se ha de cumplir la formalidad requerida.

Es obvio que el presente comentario no va dirigido a los especialistas en derecho, nuestro punto de vista es de carácter práctico y orientador.

Por la importancia que el tema reviste, queremos llamar la atención de aquellos que se ven involucrados en asuntos legales donde se debe “Cumplir en Tiempo y Forma” con requerimientos de cualquier índole.. Ser disciplinados nos ayuda a cumplir oportunamente. Vale la pena reflexionar sobre la importancia que reviste el precepto multicitado. Es lamentable que por ignorancia, apatía o desatención se pierda un caso, dejando nulo todo un esfuerzo, individual o colectivo, de alcances incalculables o como improcedente todo un recurso.

Así, exponemos a su consideración la importancia de esta breve frase.