Exportando

Por lo general los vendedores después de cubrir satisfactoriamente el mercado doméstico, el productor acude al mercado internacional, afrontando nuevos retos, así se genera la actividad denominada exportación. Las ventas de carácter internacional no se pueden improvisar, una responsabilidad de esta envergadura requiere planearse seriamente.

La actividad exportadora debe surgir como segundo paso, considerando como primero al resultado de conjuntar factores como: experiencia, capacitación, organización, bienes de calidad, solvencia financiera, continuidad y otros, dependiendo sobre todo del nivel del exportador. Como se puede apreciar la exportación es un proceso serio que requiere orden y disciplina. El proyecto de exportación que se aplique, involucra a todo el personal porque es labor de equipo, por lo tanto debe ser conocido por todos. Sería riesgoso fincar un proyecto de exportación en bases pasajeras o eventuales. Incursionar en los mercados internacionales representa un avance en el desarrollo de la empresa

¿Porqué exportar?

Se debe empezar por hacer un diagnóstico de todos nuestros elementos que intervienen en el proceso exportador, eliminando, modificando, corrigiendo o incrementando lo que proceda. Continuar con una evaluación amplia de recursos para medir posibilidades para ubicarnos en posición de calcular riesgos y beneficios. Analizar verazmente nuestros bienes a exportar para enfrentar la competencia, incluyendo calidad y garantía. Definir mercados, pronosticar ventas y diseñar logística. Programar metas y objetivos para supervisar actividades y monitorear marcha, tomando, en su caso, las medidas correctivas que procedan

Es igualmente conveniente establecer una intercomunicación amplia, franca y clara con la contraparte, comprador o socio comercial, haciendo de lado criterios personales o situaciones ambiguas que puedan provocar pérdida de tiempo y gastos innecesarios que gravan cada operación. Conocer y apoyarlo con la documentación que corresponda para aprovechar los tratos preferenciales que su país le pueda estar otorgando. Así mismo, cumplir fiel y oportunamente con todo lo pactado

Al ingresar al comercio exterior, intervienen otros elementos externos que hay que tener presentes, como: leyes (nacionales-internacionales-tratados-del país de destino-sanitarias-etc.), transportistas, bancos y otros, por lo que hay que acudir a servicios especializados en cada materia. Es conveniente identificar a los profesionales establecidos que ofrezcan mayor seriedad y responsabilidad en la prestación de sus servicios, pues, por lo general, los intereses en juego son altos, que no se pueden confiar a desconocidos o inexpertos. Una adecuada asesoría profesional en su momento, puede significar grandes ahorros

En un orden práctico, para exportar sugerimos tener presente los siguientes puntos:

  • Estar legalmente constituido y registrado fiscalmente como persona física o moral. Sí es extranjero sin    domicilio fijo en el país, el documento migratorio que así lo certifique
  • Para la primera operación, copia de Cédula Fiscal y datos fiscales completos actualizados del exportador. Comprobante de domicilio. Copia del acta constitutiva, poder notarial e identificación del apoderado legal. Si es persona física, incluir copia de CURP o documento migratorio correspondiente, sí es el caso
  • Carta de instrucciones del exportador por cada operación
  • Carta de Encomienda del exportador al agente aduanal encargado del despacho, por cada operación. Nombre, puesto y teléfono del contacto
  • Padrón Sectorial de Exportación, para determinadas mercancías
  • Datos completos del destinatario, incluyendo nombre, puesto y teléfono del contacto, domicilio con  Código Postal. Para algunos países Clave Fiscal o registro  del Seguro Social
  • Factura comercial o documento comercial de las mismas características, que ampare las mercancías motivo de la operación
  • Lista de empaque
  • De acuerdo al medio de transporte, documentación especifica
  • De acuerdo a la correcta clasificación arancelaria que corresponda a las mercancías, señalamos algunos de los requisitos más comunes: Certificado de origen; Certificado sanitario de autoridad competente; Permiso de exportación; Autorización de exportación de autoridad competente; Declaración de origen doméstico del producto; Declaración de mercancía peligrosa (UN) y hoja de respuesta de emergencia
  • Elegir empaques fuertes y seguros debidamente etiquetados, adecuados a la clase de mercancía
  • Definir claramente las condiciones y forma de pago
  • Conocer y cumplir con anticipación los requisitos de importación del país de la compra
  • Elegir proveedores responsables honestos para los servicios de apoyo en el comercio internacional, que requiere de profesionales especializados

Por supuesto que hay un orden en el proceso, pero este depende del tipo de operación y será, en todo caso, el agente de logística quien proporcione la asesoría correcta y coordine todas las actividades que la operación genere. En todos los casos los documentos que se proporcionen deben ser legibles, completos y entregarse oportunamente

Recomendamos tener presente que la exportación, empieza desde su planeación y termina cuando se vuelve a embarcar el siguiente pedido