Verificación Fiscal al Comercio Exterior

El comercio exterior en México es una actividad muy lucrativa. Sin embargo, tiene sus riesgos ocultos, ya que el marco jurídico es muy amplio, incluyendo el gran número de Tratados, Acuerdos, Convenios, Asociaciones que en materia de comercio exterior tiene nuestro país. Son tantas las disposiciones que es fácil omitir, mal interpretar o ignorar algunas, lo que no exime de la culpabilidad
Actualmente, la tecnología digital permite a los gobiernos, intercambiar información de mercancías, mercados, contribuyentes por medo de convenios de colaboración mutua, lo que les permite un mejor control entorno a al comercio internacional. La autoridad fiscal cuenta con la información antes y después de la llegada de las mercancías a territorio nacional. La operación aduanera (entrada–control-almacenaje-despacho-salida de las mercancías), se convierte en un simple trámite, apenas se reconocen en promedio el 10% de las operaciones realizadas.
En este contexto, surge la VERIFICACION DEL COMERCIO EXTERIOR, o sea, comprobar que se ha cumplido correctamente con lo establecido por la normatividad para cada operación de importación y/o exportación. Son varios los integrantes que participan en la cadena logística de compra-venta, con responsabilidades particulares o solidarias de cada uno de ellos. Da lugar a hechos consumados con documentación sustentable, física y digital, que poda ser revisada por las autoridades fiscales (SAT) en pleno uso de sus facultades.
Aquellas temerosas Visitas Domiciliarias o Auditorias Fiscal han cambiado de nombre, no de intensión, ahora les llaman Verificación (Comprobación de la Veracidad de lo Realizado). Por lo general el Proceso inicia con una atenta Invitación electrónica del SAT a proporcionar datos sobre un asunto del contribuyente Por lo general el contribuyente responde de buena fe y aporta lo solicitado. Con esos mismos elementos la autoridad sanciona la falta y solicita la reparación del daño, que puede no ser tan gravoso como para optar por pagarlo en vez de una buena defensa. Lejos está el contribuyente de pensar, que con sus propios elementos, la autoridad fiscal revisara operaciones similares anteriores, donde se incrementan con multas, recargos actualización de tipo de cambio llegando a acumular montos que rebasan la capacidad económica del contribuyente. Hay que reconocer que la tecnología digital llega a las entrañas de cualquier empresa
Estamos en el umbral de la Reforma Fiscal, dicen se enfocaran contra Evasores e Infractores principalmente. La prevención nuestra mejor defensa